¡Hola, soy Paz! ☮


Hoy vengo a contarte un poco de mi y del camino que he recorrido hasta llegar aquí.

Si te apetece conocerme un poquito, quédate un ratillo aquí conmigo.

Hace ya unos poquitos de años, cuando iba al instituto, tuve una crisis de motivación por los libros, y eso que yo hasta entonces había sido una muy buena estudiante, y me di cuenta de que lo mío era lo manual, lo creativo.

Y vi que lo tenía muy fácil y al alcance de mi mano, porque a mi lado tenia a Pepe, un artesano y artista que me animó desde el primer día a seguir su camino.

Escultor, orfebre, genio loco y ¡¡¡¡un padre maravilloso!!!!!

Me enseñó a hacer casi de todo, cincelar, modelar, esmaltar…..y mil cosas más.

Me contagió su mente inquieta y despierta, siempre con ganas de aprender cosas nuevas cada día.

Me inculcó su filosofía de vida…, tranquila, creativa, respetuosa con los demás, tolerante y empática, su mente libre y soñadora. Me regaló la vida, sus conocimientos, su cariño y su amor durante todos los años que lo tuve a mi lado. Gracias papá!!!! ♥♥♥♥♥

A la par que iba aprendiendo el oficio de mi padre comencé a tejer y a diseñar y coser mi propia ropa.

Me encantaba decorar la casa y restaurar puertas, muebles y todo lo que se ponía por delante y era «restaurable».

Como no se podía comprar mobiliario nuevo, lo cambiaba todo de sitio cada dos por tres.

Empecé muy jovencita a dar clases de monitora en el ayuntamiento del pueblo donde vivía por entonces y en la escuela que mi padre tenía junto a otro artista en Albacete. Más tarde impartí talleres de modelado en papel maché a niños en diferentes colegios como actividad extraescolar, ¡¡un trabajo precioso!!

Tuve una tiendecita muy cuqui dedicada en exclusiva a la artesanía, en la que estuve unos tres años y que me dio mucha penita tener que cerrar.

Como verás todo en mi vida ha estado muy relacionado con lo creativo y lo manual en diferentes disciplinas.

Llevo dándole al coco y a mis manos unos cuantos años, y estas últimas son las más perjudicadas ¡¡las pobres mías!!

Hace ya unos años que decidí poner más dedicación y horas al día a esto del tejer, y me formé en nuevas técnicas y materiales.

También me di cuenta que tiramos mucha ropa a la basura y que compramos demasiado. Investigué un poco sobre la huella hídrica que esto supone y descubrí por ejemplo que se utilizan de 3000 a 10.000 litros de agua en unos vaqueros y unos 2.500 en una simple camiseta. ¿A que es una locura?

Por eso tejo y diseño muchas labores combinadas con tela de vaqueros desechados, o reutilizo camisetas, vestidos, etc. para crear nuevas y exclusivas prendas, y así ayudo con mi granito de arena a consumir menos agua y combustibles.

Trabajo duro cada día y disfruto cada momento y minuto que dedico a este arte, porque es lo que me mueve por dentro, lo que me hace tener la mente despierta y activa.

También tengo tiempo de disfrutar de los míos. Me encanta salir al campo y al monte con mi medio limón y mi perrilla Ada, tener la compañía y el apoyo de mis hijos y la suerte de compartir tiempo y vida con mi familia y amigos.

Así que no me queda más que darte la bienvenida a mi página y solo espero que disfrutes muchísimo aprendiendo a crear tu propia Moda Sostenible.

¡¡¡Mil gracias por estar aquí!!!